lunes, 2 de agosto de 2010

LUCES DE ASTURIAS

Perdonen si, estos días, me perdí por las ramas; pero, antes de hablar siquiera del fin de mi primer curso de pintura (eso lo haré, si acaso, a mi regreso), se encalló mi ordenador y me fui de vacaciones.



Barca varada”. Foto: Carmen Montalbán


Todo el mes pasado anduve entre paisanos que le daban vuelo al sol,
en la espesura,
con sus espirales de heno.


Aireando heno”. Foto: Carmen Montalbán

Y el sol salía, juguetón, a lomos de lagartijas,



Lagartija”. Foto: Carmen Montalbán

a prenderse en los rosales


Cuatro rosas rosas”. Foto: Carmen Montalbán

y esconderse entre las grutas


“La telaraña de la caverna”. Foto: Carmen Montalbán

Luego, ya, cuando las nubes iban a bañarse al mar,


“Nubes de arena”. Foto: Carmen Montalbán

Esa luz de la que hablo encendía chorros de sidra


“Sidra en la playa”. Foto: Carmen Montalbán


...y resoplidos de océano.

Porque, allá, no siempre hay días gloriosos.


“Zapatero en el Ponga”. Foto: Carmen Montalbán

ni siempre se pasea por encima del agua.

Allá, también, a veces, las olas bufan
y el mar, bravucón, asalta acantilados.


“Bufones de Pría”. Foto: Carmen Montalbán

Luego, después, día a día,
si está guapa, visible, esa luz de la que hablo
tiende sobre el horizonte su cobertor colorado...
“Puesta de sol en el acantilado”. Foto: Carmen Montalbán

y se asoma a ver la luna tras las ramas de abeto.



El abeto y la luna”. Foto: Carmen Montalbán

En fin, que es en esas ramas en las que ando... todavía.

3 comentarios:

Cath dijo...

Bravo Carmen has hecho todo un paysaje de mágico. Y la foto del zapatero es buenisima

BEATRIZ dijo...

Vale, Carmen, ¡GENIAL!, quien sabe sabe..., Un beso

Mónica Ledón dijo...

EStupendas fotos. Seguiré tu blog